Varadero. Situada en una península a 140 kilómetros al este de La Habana. Al noreste Punta Hicacos es el lugar más al norte de Cuba. Con sus más de 20 kilómetros de playas de arena y sus innumerables atractivos naturales, Varadero es un lugar visitado por muchos turistas. Su aeropuerto es el segundo más importante de la isla, detrás del de La Habana.

La playa de Varadero se extiende a lo largo de la estrecha Península de Hicacos. Sus playas se caracterizan por tener una amplia franja de fina arena blanca y un suave descenso hacia un mar que encierra una incomparable gama de azules, en aguas cálidas y transparentes.

Varadero es un destino turístico favorito de nacionales y extranjeros. La ciudad presenta por esta razón condiciones especiales que la hacen diferente del resto del país. No se podría definir una guía de zonas propiamente dicha, pero sí podemos dar una descripción general del lugar y apuntar hacia sitios de interés para el visitante.

Como centro de veraneo comenzó a desarrollarse en la década de 1940, pero en los últimos 10 años su red hotelera y la oferta extra‐hotelera han experimentado un crecimiento sin precedentes, acompañado por la diversificación y calificación de su producto turístico. Los complejos hoteleros de Varadero cuentan con amplias facilidades en cuanto a alojamiento, recreación, deportes acuáticos y diversión nocturna se refiere.

Por lo general los turistas no se aventuran mucho fuera de estos complejos y debemos decir aquí que se llevarán una grata experiencia si deciden salir a explorar la zona. A su más preciado recurso, la playa, ha añadido atractivos naturales como las cuevas y escarpes, un rosario de cayos vírgenes y de fácil acceso, las riquezas de un paisaje natural característico que se conserva en la porción más oriental del territorio, y otros de carácter cultural, histórico y ambiental estrechamente relacionados con Matanzas y Cárdenas, la Península de Zapata y el balneario de San Miguel de los Baños.

La península de Varadero y la provincia de Matanzas ofrecen innumerables opciones de entretenimiento. Las paradisíacas playas y los tonos del mar que van del azul turquesa hasta el azul profundo ofrecen una incomparable opción a la hora de decidirse por deportes acuáticos o simplemente para relajarse y tomar el sol en la playa. Entre los deportes acuáticos puede bucear, pasear por la bahía en un catamarán, pescar, etc. Otro elemento atractivo de la zona es la abundancia de sitios de importancia arqueológica. Entre ellos están la Cueva de San Ambrosio con sus imágenes pictóricas, las cuevas de musulmanes, famosas por su relevancia ceremonial en la cultura Siboney y Las Salinas, una mina de sal que constituyó la base de la economía de la región durante la época colonial.

Esta parte de la isla es conocida igualmente por la belleza natural y la presencia de aves raras, algunas de ellas extintas en el resto del mundo. Son muchas las excursiones especializadas para observadores de aves que llegan aquí cada año en busca de una experiencia inolvidable. El hecho de contar además con el Centro de Convenciones Plaza América, refuerza su potencialidad como destino para el turismo de congresos e incentivos. Varadero, que es puerto libre, posee condiciones excepcionales para la práctica del buceo, la pesca de altura, el yatching y todo tipo de actividad náutica.

Actividades y Atracciones

Parque Josone. Detrás del macizo portón de entrada de este parque, se abre un oasis de verdor impresionante, con cocoteros y guacamayos, un precioso lago artificial y cuatro restaurantes: El Dante, con oferta de comida italiana; La Campana, de comida criolla; Antigüedades, de mariscos, y El Retiro de comida internacional. El ambiente tranquilo y la belleza del lugar se combinan tambien con una serie de servicios como la bolera, el campo de tiro, los paseos en bote por el lago, la piscina, que convierten al Josone en uno de los lugares más acogedores de Varadero.

Marina Chapulin. Este puerto garantiza servicios completos de muelle: agua potable, radio, electricidad, mantenimiento, reparaciones y combustible. Cuenta con 2 veleros, 7 yates de pesca y 2 yates de paseo con servicios de noche a bordo (overnight) y pesca de altura (trolling). Además, se pueden alquilar motos de agua para paseos por los canalizos de la cayería. Su mejor oferta: una excursión en velero a Cayo Blanco con todo incluido: bar abierto, snorkeling, almuerzo de mariscos y estancia en el Cayo. Desde los puntos naúticos de los hoteles se pueden alquilar los catamaranes, velas, kayac o bicicletas acuáticas.

Delfinario. El baño con los delfines es una de las opciones que ofrece este parque y que más agradecen los pequeños. Ocho delfines amaestrados, cinco de los cuales nacieron allí, y capaces entrenadores son los protagonistas de los shows que tienen lugar tres veces al día y que incluyen juego con pelotas, aros, saltos, malabares, etc., en dos plataformas diseñadas para este fin. Los niños pueden comprar refrescos, helados y otras confituras en el snackbar y la tienda del Delfinario. Tambien pueden alquilar caballos para un paseo por los alrededores.

Casa De La Cultura Los Corales. En esta casa se promueven todas las manifestaciones artísticas con especial atención a los creadores locales y la comunidad. Funciona un pequeño espacio expositivo para niños y adultos y la peña Proposiciones que se realiza los viernes por la noche e incluye teatro, música y danza. Además, se ofrecen clases de baile de ritmos cubanos, impartidas por instructores profesionales. En un costado de la misma casa se encuentra la galería Arte, Sol y Mar, que expone y comercializa la obra de artistas plásticos cubanos y organiza eventos como el Salón de Paisajes, que se celebra en noviembre de cada año.

Cuevas De Bellamar. Este paseo al mundo subterráneo tiene una duración de 45 minutos en los que se recorren 500 metros del sistema cavernario de 300 mts., conocido como las Cuevas de Bellamar. Estas cuevas se descubrieron en 1861 y por la belleza de sus formaciones secundarias se convirtieron en el primer centro turístico cubano. Al recorrerla se atraviesan salones y galerías de gran belleza, fuentes, estalactitas y estalagmitas, bóvedas cristalizadas y otras formaciones que han merecido nombres como la Fuente del Amor, o la galería Coco rallado. En las afueras de la cueva se ofrecen servicios de restaurante‐cafetería y tiendas. Precio: USD4 (USD2 cámara fotográfica y USD4 el video).

Museo Municipal De Varadero. El museo habla por sí solo de la historia de la ciudad. Objetos, documentos, profundas reseñas y mapas de los momentos más relevantes de Varadero en la historia; sus figuras y personalidades que enriquecieron su avatar, junto a objetos personales de famosos patriotas. La sola construcción es ya una excusa para visitarlo, edificado a la manera tradicional isleña, en madera y colores intensos, rodeado de jardines tropicales.

Cuba Danzon. El danzón es el baile nacional cubano. Su creador fue precisamente un matancero, Miguel Faílde. De este ritmo se derivaron luego otros más famosos en la actualidad como el mambo y el cha cha cha. En toda Cuba existen clubes de danzón donde se reúnen los entusiastas del cadencioso baile. Las mejores parejas, sin embargo, viajan a Matanzas al Cubadanzón. En el encuentro, que se realiza en noviembre, se puede admirar la destreza de los bailadores que sorprenden por su capacidad de asimilar el ritmo en un espacio muy reducido.